viernes

El domingo 1 de septiembre comienza el Mes de la Biblia

El primer domingo 1 de septiembre, a las 20.00, en la Catedral Basílica, se celebrará la Misa de apertura del Mes de la Biblia. Se invita a todos los grupos bíblicos de la diócesis a participar, rogando que en todas las familias de la comunidad catamarqueña, la Sagrada Escritura ilumine y fortalezca el camino de comunión con Dios y con el prójimo.
Durante todo el mes, la Pastoral Bíblica concretará otras actividades, para difundir el conocimiento de la Sagrada Escritura en clave de Misión Diocesana Permanente.
Por su parte, el domingo 29 de septiembre, también en la Catedral, a las 20.00, se celebrará la Santa Misa de acción de gracias, con motivo del cierre del Mes de la Biblia, en la que nos uniremos todos en oración para que la Palabra de Dios rinda frutos en nuestra sociedad.

¿Por qué Septiembre es el Mes de la Biblia?
Septiembre es designado el Mes de la Biblia, porque el 26 de septiembre de 1569 se terminó de imprimir totalmente la Biblia en español, traducida por Casiodoro de Reina. En esa oportunidad, salieron 260 ejemplares en Basilea, Suiza. De modo que este año se cumplirán 444 años de aquel importante acontecimiento. Asimismo, el 30 de este mes se celebra a San Jerónimo, uno de los cuatro Doctores originales de la Iglesia Latina, traductor de la Biblia al latín y Padre de las ciencias bíblicas. Es por esto que el día 30 de este mes se conmemora su memoria.

El objetivo de este mes es resaltar, promover  y animar la escucha de la Palabra de Dios, que propicia el encuentro y la comunión con Cristo, que en definitiva es la finalidad de la transmisión de la fe, y que nos ayuda a celebrar más profundamente este Año Universal de la Fe convocado por Benedicto XVI y proseguido con ardor por el papa Francisco. Todos estamos llamados a redescubrir la fe integralmente y en todo su esplendor, porque en nuestros días la fe es un don que hay que volver a descubrir, cultivar y testimoniar,  para convertirla en acto de amor a Cristo y a nuestros hermanos.