sábado

Multitudinario encuentro de niños parroquias de Capital y del interior

El sábado 24 de junio, el IV Encuentro Diocesano de Niños (EDIN) reunió a más de 2.200 personas en el Polideportivo Capital, como respuesta a la propuesta evangelizadora organizada por la Pastoral de la Niñez, a cargo del Pbro. Santiago Granillo.
En horas de la mañana, llegaron al Polideportivo Fray Mamerto Esquiú los niños de las parroquias de Capital y del interior catamarqueño, con distintivos de diferentes colores y las banderas de sus comunidades, para compartir la oración hecha juego y canción, actividades en
grupos y profundos momentos de oración junto con sus catequistas.
El encuentro tuvo como lema “Hacia Ti, Maestro, voy”, y dio inicio con el ingreso de la Imagen de la Virgen del Valle, que presidió las actividades. El grupo Yanai y Kairós tuvieron a cargo la animación, y dieron la bienvenida a todas las delegaciones. También con la música y el canto, los más pequeños alabaron a Dios y le expresaron su amor y gratitud.
Los temas estuvieron a cargo de dos misioneras venidas desde México y Colombia. Los niños trabajaron en grupos por parroquias sobre cómo pueden formarse
como discípulos de Jesús, en adhesión al Año Diocesano de la Formación de los Discípulos Misioneros, que vive la Iglesia de Catamarca, como preparación para la celebración de los 400 años del hallazgo de Imagen de la Virgen del Valle, en el marco de la Misión Diocesana Permanente.
Luego de compartir el almuerzo, se realizó una emotiva representación de la aparición
de María a los pastorcitos en Fátima, Portugal, hace 100 años. A continuación, los niños hicieron su consagración a Dios y María.
El encuentro culminó con un momento de adoración eucarística, que fue presidido por el P. Santiago Granillo, asesor de la Pastoral de la Niñez, y los niños vivieron con gran devoción. Rezaron por sus familias, sus comunidades y todos los niños del mundo, especialmente los enfermos y los que no conocen a Dios.
El equipo de la Pastoral de  la Niñez, que
trabajó arduamente para que el EDIN se concretara, se postró ante Jesús Eucaristía y recibieron la bendición junto con los niños.
Antes de despedirse, el sacerdote agradeció a todos los catequistas y a sus párrocos por aceptar la propuesta y acompañar a los pequeños.