lunes

Presentaron nuevo movimiento eclesial mariano destinado a los niños

El domingo 25 de junio, se llevó a cabo la presentación del movimiento eclesial “Armata Bianca de la Virgen María” (Armada Blanca), en el Salón Mons. Bernabé Piedrabuena del Museo de la Virgen, ubicado en el predio de la Catedral Basílica y Santuario de Nuestra Señora del Valle.
El acto contó con la presencia del Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, el asesor de la Pastoral de la Niñez, Pbro. Santiago Granillo, acompañado por miembros del equipo diocesano, y miembros de distintas instituciones y movimientos, catequistas, padres de familia, agentes de pastoral, interesados en escuchar sobre esta nueva propuesta evangelizadora con los niños.

En la oportunidad, el P. Granillo presentó a las misioneras que llegaron a Catamarca desde Italia y México, a quienes les agradeció su visita y consideró que “son un don para nosotros, ya que dejando a sus familias, vienen a despertarnos a nosotros, un poco aletargados”. Afirmó que “esto debe ser un impulso para nosotros, ya que no se requiere mucha estructura para llevarlo a cabo, pero sí voluntad y perseverancia”.
Por su parte, las misioneras Blanca Verónica, mexicana, y María Teresa, italiana, contaron cómo se inició y en qué consiste el movimiento, basado en el pedido de la Virgen de Fátima a los pastorcitos de rezar por la paz del mundo y la conversión de los pecadores.
Asimismo, destacaron las maravillas y el poder del Santo Rosario como oración, y contaron experiencias que tuvieron los niños por su total entrega a la Virgen. Además, proyectaron un video de la audiencia de miles de niños de la Armada Blanca con el entonces Papa Juan Pablo II. Finalmente, agradecieron a Mons. Urbanc y al Padre Santiago por el recibimiento.
Al finalizar, el sacerdote también agradeció al Obispo por la bendición en el inicio de este nuevo movimiento, a las misioneras y a todos los presentes.

Nidos de oración
Tras la reunión, el Padre Granillo destacó que “Armada Blanca lleva adelante la propuesta
de la Virgen de Fátima a los pastorcitos y consagra a los niños a Dios Padre y al Inmaculado Corazón de María. Después de la consagración viene como un aterrizaje en lo cotidiano, que es la creación de los nidos de oración, como los llamaba el Padre Pío de Pietrelcina. Los nidos de oración son grupitos de niños, que pueden ser muy reducidos o muy grandes, se adaptan perfectamente a la vida familia, es decir un nido de oración puede funcionar en una familia que tenga dos o tres niños, por ejemplo. A su vez puede invitar a sus vecinitos, si no se da la posibilidad de hacer nidos de oración en la parroquia, que sería lo ideal, porque el momento del Rosario de los chicos se lo hace delante del Santísimo Sacramento. Eso es lo ideal, por el carisma eucarístico y mariano de Fátima”.
Luego agregó que “los nidos de oración no sólo se dedican a la oración sino también a la formación doctrinal de los niños y a momentos recreativos de fraternidad entre ellos. La idea de esto es volver a encender la llama de oración en las familias, en las parroquias, y lo lindo es que el movimiento arranca con niños desde los 3 años, ellos ya pueden rezar, manejar su lenguaje y de a poquito el Rosario, siempre con la compañía de un adulto o de un niño más grande”.
Por  último, el asesor de la Pastoral de la Niñez comentó que “está previsto que las misioneras regresen, ya que han tenido una buena acogida, y la intervención con los chicos ha sido preciosa en el Encuentro Diocesano de Niños”.
“Las misioneras vinieron a ver qué expectativas había y se llevaron la grata novedad de que Catamarca es un pueblo mariano y ellas podrían hacer ese aporte desde el movimiento. Hemos acordado su regreso para el mes de noviembre de este año, para empezar a trabajar desde la misión con escuelas no sólo confesionales sino también estatales provinciales y municipales. Se puede llevar a adelante una tarea muy linda con ellas y suscitar misioneros en Catamarca, para que cuando ellas regresen haya gente capacitada respecto del movimiento, para que se pueda extender a toda la diócesis”, estimó.

¿Qué es Armada Blanca?

Armada Blanca es un movimiento eclesiástico que tiene como objetivo principal el cuidado espiritual de los niños por medio de la Consagración a Dios Padre en María, conformando Nidos de oración y preparándolos para la Primera Comunión al primer uso de razón. Armada Blanca actúa también en defensa de la vida, así como en dar a conocer el Rostro Misericordioso de Dios Padre y la Evangelización misionera.