viernes

Consagraron el altar y dedicaron el templo de San Juan Bautista en Tinogasta

En la mañana del sábado 24 de junio, el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, consagró el altar y dedicó el templo parroquial de San Juan Bautista, en la ciudad de Tinogasta. La Santa Misa fue concelebrada por el párroco, Pbro. Humberto Carrizo, y contó con la presencia de autoridades civiles, que trabajaron en la remodelación del edificio, encabezadas por el Sr. Intendente, Dr. Sebastián Nóblega, el Director General de Obras Públicas, Oscar Barbieri, y el Delegado Municipal del Distrito Villa Luján, Fabián Casas.
También arribaron a Tinogasta peregrinos
de Hualfín, Belén, como de otras localidades vecinas.
Luego de la lectura de los decretos correspondientes, el Obispo bendijo el templo con agua bendita y a todos los fieles presentes. A lo largo de la celebración, sumamente rica en signos, Mons. Urbanc bendijo el ambón donde se proclama la Palabra de Dios, el óleo sagrado, con el que ungió el altar y las cruces ubicadas en las paredes, consagrando el edificio exclusivamente al culto, y el altar a la consagración de la Eucaristía. 
En su homilía, el Pastor Diocesano expresó que “esto es muy hermoso para todos ustedes, miren cómo será de importante que han venido hermanos de Hualfín a participar
de la celebración, y es lindo que puedan vivir esta experiencia”. “Espero que todos valoren esta celebración, que es única, y que hoy nos congrega en este lugar, que es la casa de ustedes”, agregó.
Recordó las palabras del Papa Benedicto XVI, acerca de que “no se comienza a ser cristiano por el descubrimiento de una gran idea, sino porque se ha tenido un encuentro con una persona, que es Jesucristo. Esto que celebramos lo van a recordar siempre”, apuntó.
Destacó que “después de tanto trabajo, tanto sacrificio, un sueño se les ha cumplido, hoy estamos contentos porque el templo está hermoso, y vamos a tratar de que el templo espiritual, que somos las personas, también sea hermoso. Este templo material nos tiene que ayudar, motivar, alentar a construir la comunidad viva, solidaria y fraterna de todos los tinogasteños”.

Luego, miembros de la comunidad vistieron el altar, lo adornaron con flores y velas, y acercaron los dones de pan y vino para el rito eucarístico, con el que quedó consagrado el altar.

Por la tarde se llevó a cabo la procesión y Santa Misa en honor a San Juan Bautista, presidida por el párroco del lugar, Pbro. Humberto Carrizo, y concelebrada por el Pbro. Carlos Robledo, párroco de Fiambalá.