viernes

Taller sobre Biblia en Tinogasta y Fiambalá

En Tinogasta.

La Animación Bíblica de la Pastoral Catamarca, en el afán de ayudar a comprender el sentido de los textos bíblicos, teniendo presente los contextos literarios, históricos, religiosos y políticos en que se escribieron, programó encuentros en el Decanato Oeste, en el Año de la Piedad Popular, con el deseo de continuar formando a los discípulos misioneros como María.
El sábado 7 de julio en horas de la mañana, se llevó a cabo el taller sobre el tema "Introducción a las Sagradas Escrituras", en el salón de la parroquia de San Juan Bautista, ciudad de Tinogasta, ubicada a 278 kilómetros de San Fernando del Valle de Catamarca.
En Fiambalá.
Participaron alrededor de treinta personas, contándose con la presencia de los párrocos de Tinogasta, Pbro. Humberto Carrizo, y de Fiambalá, Pbro. Carlos Robledo. El grupo de participantes demostró mucho interés y deseos de conocer cada vez más sobre la Biblia, haciendo numerosas preguntas sobre su manejo de la Biblia.
En el segundo momento del encuentro, “El Evangelio según San Marcos 6,1-6” fue el tema elegido para la reflexión y para incursionar por los pasos de la lectio divina, en que cada uno expresó lo que Dios inspiró en su corazón.

En el salón parroquial de Nuestra Señora de Fátima
El mismo día en horas de la tarde, continuó la jornada de estudio y reflexión a cargo de miembros de la Animación Bíblica de la Pastoral, en el salón de la parroquia de Nuestra Señora de Fátima, en la localidad de Fiambalá, departamento Tinogasta, distante a 973 kilómetros de Capital.
Ante las numerosas consultas e inquietudes de los participantes, el taller comenzó con la presentación de  diversas traducciones y ediciones de la Biblia, su estructura, manejo, contenido y las actitudes con que se deben enfrentar los textos sagrados y demás generalidades bíblicas.
Luego se incursionó por los diversos pasos de la lectio divina, reflexionando, meditando y orando con la Palabra de Dios. El momento de la oración fue un profundo tiempo de concentración y comunicación con el Señor. Esta ocasión fue la ideal para que todos los presentes se expresaran a favor de la vida.
La jornada concluyó con la celebración de la Santa Misa.