martes

El Obispo presidió la misa en honor a San Juan Bautista en el hospital

En el marco de los actos en honor a San Juan Bautista, esta mañana, el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, presidió la misa en el principal nosocomio de la ciudad capital, que fue concelebrada por el Capellán del Hospital, Pbro. Antonio Bulacio.
La celebración eucarística se llevó a cabo en el auditórium del centro de salud, y contó con la presencia de autoridades, encabezadas por la Ministra de Salud, Dra. Noemí Villagra, y personal que se desempeña en el hospital.
En su homilía, el Obispo destacó la figura de San Juan Bautista para los trabajadores de la salud, quienes deben velar por el cuidado y protección de la vida humana desde la concepción hasta la muerte natural, y que el hospital es una gran iglesia donde se invita a la conversión.
También resaltó el ejemplo de humildad y sencillez del Santo Patrono: “Él es consciente de su persona y de su misión, que es señalar la presencia de Jesucristo, que es Dios hecho hombre. Por eso le va a decir a la gente: ‘No soy digno ni siquiera de desatar la correa de la sandalia de Aquel a quien estoy anunciando’”. En este sentido, afirmó que “somos sencillamente servidores, servidores de los hermanos. Y eso es importante también descubrirlo en Juan Bautista”. Luego enfatizó que “también tenemos que señalar que en cada uno de nosotros Dios está presente y hay que respetarlo. Eso es lo que nos hace humildes, lo que nos hace cercanos a los demás”. Por eso “es muy importante ir erradicando del corazón de cada uno todo vicio de orgullo, de soberbia, de autosuficiencia,  porque eso complota contra una buena convivencia, eso atenta contra la dignidad de las personas, cuando nosotros ponemos por encima de los demás nuestro ego”.

En otro tramo de la predicación habló sobre la necesidad de vivir la enfermedad como una oportunidad para cambiar, y valoró que sea el médico quien ayude a ese cambio de mente y corazón. “Convertirse significa volver a Dios. Nosotros tenemos que ayudar a quien tuvo que llegar acá para que pueda encontrarse también con Jesús”, dijo, rogando “que San Juan Bautista nos ayude a todos a prestar este servicio acá, en el hospital”.
En el momento de las ofrendas, las autoridades acercaron al altar los dones de pan y vino; y antes de la bendición final, Mons. Urbanc invitó a rezar un Ave María por los voluntarios, que “son la mejor cara de la Iglesia, ya que van al hospital a acompañar y consolar a los hermanos que sufren”.

En la Catedral
El miércoles 24 de junio se llevarán a cabo los actos centrales en honor a San Juan Bautista, Patrono de San Fernando del Valle de Catamarca. Ese día la Iglesia hace memoria del nacimiento de este gran santo.
La Santa Misa se celebrará a las 18.00 en la Catedral Basílica de Nuestra Señora del Valle, y luego se realizará la procesión alrededor de la plaza 25 de Mayo. Finalizada la misma, se procederá a la bendición del fuego.

En Tinogasta
Por su parte, en la ciudad de Tinogasta, el miércoles 24, el programa comenzará a las 8.00 con desayuno para peregrinos de Belén y Chilecito.
A las 9.45 será el traslado de San Juan Bautista Niño al hospital que lleva su nombre; y a las 10.00 Santa Misa y Sacramento de Unción de los Enfermos. Se invita a los enfermos que estuvieren en los hogares y en otros lugares de salud para recibir dicho sacramento.
A las 12.00 se servirá un locro a cargo de personal policial retirado y en actividad de la UR N° 5.

A las 16.00 será la concentración de todo el pueblo de Dios entre avenidas Julio Niñoles y Córdoba, donde se producirá el encuentro de San Juan y San Pedro.
Allí se realizará el recibimiento al Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanč y recepción de autoridades civiles, militares y educativas; peregrinos y sus respectivos Patronos; abanderados y escoltas; alumnado y personal docente del colegio parroquial.
Desde este punto dará inicio la procesión hasta la Sede Parroquial, donde se celebrará la Santa Misa presidida por el Obispo. Transmite: Radio Acuario.

Como cierre habrá un acto cultural a cargo de academias de danzas del medio.