viernes

Catamarca celebró el Día del Perdón a los pies de la Virgen del Valle

El viernes 18 de noviembre en horas de la mañana se llevó a cabo la celebración del Día de la Reconciliación, en el Altar Mayor de la Catedral Basílica y Santuario de Nuestra Señora del Valle, presidida por el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, y concelebrada por sacerdotes del clero catamarqueño.
Una gran cantidad de fieles se acercó al sacramento de la Confesión y participaron de la Santa Misa de las 11.00 en la que dieron gracias a Dios por el don del perdón, otorgado por Jesucristo en la Cruz para la salvación de todos los hombres.
En los últimos días del Año Jubilar de la Misericordia, que finalizará el domingo 20 de
noviembre, en todo el mundo, el Pastor Diocesano instituyó el viernes 18 de noviembre como Día de la Reconciliación, siguiendo una ancestral fiesta bíblica judía denominada Yóm Kippur, que significa “día de la expiación”.
En su homilía, Mons. Urbanc expresó que “estamos reunidos esta mañana  para celebrar la acción de gracias por el don del perdón, y esto tiene inspiración en el Antiguo Testamento, cuando Dios a su pueblo le había ordenado que debían dedica un día al año para meditar en esta realidad tan dolorosa en la vida del hombre que es el pecado, la ofensa a Dios y la
ofensa a los hermanos”. Y agregó que “hemos discernido con el presbiterio que también a la Iglesia le hacía falta esto, culminando el Año de la Misericordia. Y hemos dispuesto que este día viernes, que es un día penitencial, sea la acción de gracias por haber podido perdonar. Los sacerdotes han animado en las parroquias a que en estos días puedan perdonar a alguien, y también pedir perdón”.

Asimismo, rescató que “nosotros los cristianos tenemos el ejemplo de que el perdón puede ser anterior a las ofensas que recibimos, porque Dios nos perdonó antes. Dos mil años antes, murió en la cruz por nosotros, ésa es la gran expiación, y como correspondencia de ese sacrificio y ese amor nos pide que perdonemos a los que nos ofenden”.