Audio Celebraciones Catedral

Get Adobe Flash player

miércoles

Mons. Urbanc en el homenaje de los medios de comunicación a la Virgen

“Recurramos a los dones del Espíritu Santo para que nuestro obrar sea siempre misericordioso”

El martes 29 de noviembre, representantes de medios de comunicación social, voluntarios de Radio María y Comunicadores de María del Santuario, e integrantes del Equipo de Pastoral de Comunicación Social y del programa católico Mateando con la Vida, tributaron su homenaje a la Madre del Valle en el primer día del novenario.
Como ocurre en cada festividad mariana, los participantes ingresaron procesionalmente al templo catedralicio, guiaron la Santa Misa, proclamaron la Palabra de Dios, elevaron las súplicas al Padre en la Oración de los Fieles y acercaron al altar las ofrendas particulares, como también el pan y el vino para preparar la mesa eucarística.

La misa fue presidida por el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, y concelebrada por el Vicario General de la Diócesis, Pbro. Julio Quiroga del Pino, el Rector del Santuario Mariano, Pbro. José Antonio Díaz, entre otros sacerdotes del clero catamarqueño.
Durante su homilía, Mons. Urbanc manifestó que “nos hemos propuesto en esta novena rezar por los frutos de lo que será la tarea del primer año del trienio de preparación a la celebración por los 400 años del hallazgo de la sagrada imagen de la Inmaculada Concepción, a la que, desde tiempo inmemorial, llamamos tiernamente Virgen del Valle: ‘el Itinerario formativo de los Discípulos – Misioneros’, bajo el lema ‘Yo soy el
Camino, la Verdad y la Vida’”.
En otro tramo de su predicación, el Pastor Diocesano centró su reflexión en la misericordia, indicando que “el Papa Francisco dio por concluido, con solemne rito, el Año de la Misericordia, pero nos dijo que tenemos que seguir ejercitando la compasión para con todos”. Por ello, llamó a que “no juzguemos por apariencias, ni sentenciemos de oídas, sino recurramos a los dones que el Espíritu Santo ha infundido en nuestros corazones con el sacramento de la Confirmación: sabiduría,
entendimiento, consejo, fortaleza, ciencia, piedad y temor del Señor, para que nuestro obrar sea siempre misericordioso e impregnado de la ternura que se irradia de nuestra Madre bendita del Valle”.