jueves

Cientos de niños brindaron un colorido y alegre homenaje a la Madre del Valle

El miércoles 15 de abril a las 16.00, en el marco de las festividades marianas, se llevó a cabo una nueva edición del “Vallecito”, el homenaje de los jardines de infantes a la Madre del Valle, que reunió a cientos de niños junto a sus docentes y familias en un colorido festejo donde la oración se volvió juego y canción.
El encuentro estuvo presidido por el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, y fue organizado por la Vicaría Episcopal para la Educación, a cargo del Pbro. Juan Ramón Cabrera.
La concentración tuvo lugar en el Paseo General Navarro, más conocido como La Alameda, desde donde partieron los niños de los  jardines de
infantes de Capital en alegre procesión  junto a la Imagen de la Virgen del Valle por calle San Martín hasta la Catedral Basílica.
Los pequeños llevaban afiches, banderas y carteles con mensajes y dibujos para la Mamita Virgen, y las calles se llenaron de los colores de los pintorcitos, globos y pañuelos.
Al llegar al Paseo de la Fe, compartieron juegos y cantos a la Reina y Madre de todos, que siempre cuida especialmente de los más pequeños.
Los presentes rezaron por todos los niños de Catamarca y del mundo entero, para que no les
falte nada ni sufran el abandono, por sus familias y por los niños enfermos. Cada jardín de infantes presentó ante la Imagen  ofrendas de útiles escolares y los trabajos que realizaron junto a sus señoritas para homenajearla.
Luego realizaron un gesto de entrega y consagración a la Virgencita del Valle con una mano en su corazón y la otra en el hombro de un compañero.

Para finalizar, el Obispo les impartió una bendición especial y agradeció a todos los que hicieron posible que los niños se encuentren con María de esta forma tan especial, a los docentes y a las familias por acompañarlos.