jueves

COMISION EPISCOPAL DE LAICOS Y FAMILIA

Los argentinos y la Familia: “Anhelos y Desafíos Pastorales”


Luego de varios meses de trabajo se envió a Roma el documento que sintetiza las respuestas de distintas diócesis, universidades, movimientos nacionales y organismos de la Conferencia Episcopal a la Consulta sobre  la Relatio Synodi. Cabe recordar que la Relatio Synodi recopila los resultados de la III Asamblea Extraordinaria del Sínodo de los Obispos que se llevó a cabo en octubre de 2014. El material enviado será integrado por la Secretaria General del Sínodo a lo recibido proveniente de todo el mundo, y servirá de documento preparatorio para el Sínodo Ordinario que se realizará durante el próximo mes de octubre, cuyo tema es “La vocación y misión de la familia en la Iglesia y en el mundo contemporáneo.”
La Consulta realizada en nuestro país recordó y manifestó de manera clara y significativa algo que afirmaba la Relatio Synodi: la existencia de un marcado deseo de vivir en familia y su afirmación como el lugar propicio para la formación en valores, siendo ella “escuela de humanidad”. Se reconoce una vez más, que a pesar de los numerosos desafíos que (la inquietan, la vapulean, la amenazan, la acorralan, la atosigan…), la familia es la célula y fundamento en el tejido social y eclesial.
Las respuestas recibidas no esconden temores o desconocimientos acerca de cómo se podrá dar una respuesta pastoral a la realidad comprometida por los desafíos allí planteados. El texto señala variados interrogantes, desafíos y propuestas pastorales. Entre ellos:
1.- Orientar de manera orgánica las pastorales y actividades existentes y el abordaje de nuevos modos de acompañar cristianamente la familia. Parece importante que sea la misma Conferencia Episcopal, quien a través de sus organismos pueda optimizar lo existente, señalar nuevas acentuaciones en el sentido de las orientaciones que el Papa presentará a final del Sínodo, e inspirar la creatividad y novedad pastoral con una presencia contenedora y referencial.
2.- Presentar programas de formación para los agentes de pastoral familiar en el territorio nacional, que enriquezcan mediante la capacitación el deseo de dar al necesario testimonio cristiano, las herramientas, la conciencia de actitudes y los contenidos de la Buena Noticia de la Familia.
3.- Atender e insistir en el lenguaje y comunicación para que la Pastoral Familiar se vea verdaderamente renovada y atractiva, y pueda acompañar el anhelo y testimonio de tantos fieles que quieren caminar en familia y con las familias, especialmente con las lejanas, heridas, tristes y con aquellas que padecen la pobreza, la marginación, el flagelo de las adicciones, la enfermedad y las migraciones.
El camino sinodal que la Iglesia viene transitando desde la convocatoria que hizo el Papa Francisco, pone de relieve el compromiso de plantear la fidelidad de la Iglesia a su misión de servir a las familias, alentando y fortaleciendo a las que no sin dificultad viven la fidelidad y perseverancia, como también a quienes anhelan y esperan la presencia cercana y misericordiosa de Jesús.

Pbro. Gustavo A. Antico

Secretario Ejecutivo de la CELAF