miércoles

Jóvenes recuperados de las adicciones compartieron momento fraterno en la Catedral

Durante el intenso recorrido realizado por distintos lugares de Capital y de localidad del Este provincial, miembros de la Comunidad Cenáculo visitaron la Catedral Basílica de Nuestra Señora del Valle, donde además de dar su testimonio durante algunas celebraciones de Septenario, compartieron un ágape ofrecido por el Pbro. José Antonio Díaz (Padre Pepe), después de la misa de las 21.00, concretada el pasado sábado 18 de abril. La ocasión fue propicia para compartir con un grupo de jóvenes que se recuperaron de sus adicciones y con integrantes de la Pastoral de Adicciones, quienes dieron gracias al Señor ya que por intercesión de la Madre del Valle lograron descubrir y transitar un camino de vida y esperanza, dejando atrás la oscuridad en que los sumergió la droga. Fue un momento vivido en un clima de alegría y caridad fraterna, que agradecen al Padre Díaz que lo favoreció.