miércoles

Alegría y entusiasmo en el Encuentro de Niños y Adolescentes del Decanato Este

El sábado 31 de mayo, bajo el lema "Dejen que los niños vengan a mí", se llevó a cabo el Encuentro del Decanato Este, en el marco del Año de la Niñez y la Adolescencia. El mismo tuvo lugar en las instalaciones de la escuela secundaria Nº 79 de la ciudad de Recreo, departamento La Paz.
 La jornada comenzó a las 8.30 con las acreditaciones. Adolescentes vestidos de payasos les daban la bienvenida a quienes llegaban de las distintas parroquias del Este de la diócesis para participar del encuentro. Mientras compartían el desayuno, los anfitriones animaban con el canto y las dinámicas preparadas para la ocasión.
Pasadas las 9.40 se rezó Laudes y a las 10.30 comenzó la formación. Durante la mañana se trabajó sobre las etapas del niño y el adolescente, y se iluminó sobre cómo
debe darse la "praxis cristiana" tanto en el niño como en el adolescente.
Se exhortó a los padres y a la sociedad, a partir de la Carta Pastoral del Obispo, "a cuidar de los más débiles y frágiles de la sociedad... que los grandes sean el ejemplo a seguir, pero el buen ejemplo, no el mal ejemplo". Se abordó temáticas delicadas como la violencia en las escuelas y en la familia. Se pidió que los padres se preocupen de lo que sus hijos consumen a través de Internet y otros medios de comunicación. Los temas
estuvieron iluminados por el  Pbro. Marcelo Amaya, Párroco de la Inmaculada Concepción (departamento El Alto) y Pbro. Eugenio Pachado, Vicario Parroquial de San Roque (Recreo, departamento La Paz).
El Padre Pachado expresó que "a nosotros, los sacerdotes, y a quienes acompañan a niños y adolescentes, tanto en los colegios confesionales o no, en la catequesis y en otros ámbitos, como en la familia, nos debe ocupar sobremanera andar con los niños y adolescentes, y mientras andamos con ellos debemos enamorarlos de Cristo. Que los niños y adolescentes de hoy se enamoren de Dios debe ser nuestra tarea".
Después del almuerzo, se puso en escena la obra "Todo en Mí", interpretada por los adolescentes que integran el grupo "Misioneros de la fe".
Luego se continuó con la formación, abordando el tema "Creo en la Iglesia", que fue
iluminado por el Pbro. Carlos Figueroa Arteaga, Párroco de Nuestra Señora del Valle, con sede en la localidad de Icaño. En la oportunidad expresó que "la Iglesia es la Madre de todos nosotros, nos cuida, nos ama y nos anima a vivir bien...  Todos nosotros somos miembros del Cuerpo de Cristo, y Cristo es el Guía, la Cabeza, el Pastor, el Maestro, a Él debemos seguir, somos su Cuerpo, su Iglesia".
Antes de celebrar la Eucaristía hubo plenarios sobre lo trabajado en los distintos grupos. 
El encuentro culminó pasadas las 17.30, con la Santa Misa, presidida por el Decano, Pbro. Humberto Carrizo, y concelebrada por todos los sacerdotes que llevan adelante la tarea pastoral en el Este de nuestra catamarqueña.

Durante el desarrollo de la convocatoria se destacó el protagonismo de los adolescentes, quienes estuvieron a cargo de los cantos y dinámicas, del servicio y la recepción, y de la liturgia. Los mayores se sintieron contentos al ver a tantos adolescentes integrados activamente en la Iglesia.

En Recreo, se conformó un grupo de más de 50 adolescentes y jóvenes, que trabajan con mucho entusiasmo y animan a otros a hacer lo mismo.