martes

Dedicación del templo de San Antonio en la localidad capayense de San Martín

En la mañana del sábado 14 de junio, en la localidad de San Martín, departamento Capayá, el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, presidió la Santa Misa en la que procedió a la dedicación del templo en honor a  San Antonio y se consagró el altar, en el cierre de las fiestas patronales en honor al Santo Patrono y en ocasión de la finalización de los trabajos de remodelación.
Durante la ceremonia litúrgica, el Obispo utilizó agua, luz, aceite, bálsamo e incienso para consagrar el altar y dedicar el templo refaccionado.
El rito de la dedicación de templos y de altares es una de las más solemnes acciones litúrgicas. El lugar donde la comunidad cristiana se reúne para escuchar la Palabra de Dios,
rezar y, principalmente, para celebrar los sagrados misterios, y donde se reserva el Santísimo Sacramento de la Eucaristía, es imagen peculiar del templo espiritual edificado con piedras vivas, como resaltó el Obispo a lo largo de la celebración. También destacó que la dedicación de la Iglesia es un día de fiesta, que no puede pasar desapercibido, sino que debe marcar un hito importante en la vida de la comunidad.
Animó a los presentes a ser cristianos responsables y comprometidos con el trabajo evangelizador y misionero, buscando la
unidad de todas las localidades cercanas.
El rito sigue los pasos de los tres sacramentos de la iniciación cristiana, reforzando el simbolismo de la Iglesia como representación de la comunidad y de cada uno de los fieles, templo del Espíritu Santo, que se reúnen en ella: la aspersión en recuerdo del Bautismo; la unción del altar y de los muros de la iglesia, por la Confirmación; y la cremación del incienso sobre el altar, revestimiento e iluminación de éste, por la Eucaristía.

Al finalizar la celebración eucarística, Mons.
Urbanc compartió el almuerzo con los fieles que se dieron cita para esta ocasión especial, entre los que se contaban familias de localidades vecinas.