lunes

La Parroquia del Sagrado Corazón de Jesús culminó sus fiestas patronales

El pasado domingo 29, culminaron las actividades por el Mes del Sagrado Corazón de Jesús en la parroquia que lo tiene como Patrono en la ciudad capital, con la procesión por calles de la jurisdicción parroquial.
En horas de la mañana, los niños de la catequesis compartieron la Santa Misa y posterior procesión en honor al Sagrado Corazón de Jesús. Durante la marcha, rezaron por todos los niños y adolescentes en este año dedicado a ellos y también por el Santo Padre, el Papa Francisco en su día, durante la Solemnidad de San Pedro y San Pablo. Recorrieron la avenida Güemes hasta Vicario Segura, por donde prosiguieron hasta La Rioja y volvieron al templo parroquia, en calle 1 de mayo, donde compartieron un chocolate.

A partir de las 16.00, se realizaron los actos centrales que incluyeron la Santa Misa presidida por el cura párroco, Pbro. Juan Olmos, quien durante su homilía invitó a los fieles a reflexionar sobre el mensaje del Sagrado Corazón de Jesús en los tiempos actuales que nos toca vivir. “Ante las situaciones y acontecimientos de la vida, debemos preguntarnos qué haría el corazón del Hijo de Dios, y nos vamos a encontrar con un corazón manso y humilde, al que debemos imitar”. 
Al finalizar la celebración eucarística, toda la comunidad caminó en la Solemne Procesión detrás de la imagen de su Patrono, el mismo Jesús que ama a la humanidad y sufre por ella. En el trayecto, vecinos, miembros de las instituciones y comunidades cercanas de la parroquia, jóvenes de los movimientos parroquiales y familias devotas de toda la ciudad, cantaron y rezaron especialmente por el Papa Francisco, las vocaciones
sacerdotales, seminaristas y los jóvenes que están en discernimiento.

Al concluir la procesión, el P. Olmos agradeció en nombre de los miembros del Apostolado de la Oración a todas las personas, instituciones del medio, a la Policía de la Provincia y a la Policía de Tránsito por su colaboración en las actividades desarrolladas a lo largo de todo el mes de junio, dedicado íntegramente al Sagrado Corazón.