viernes

El Obispo recorrió la comunidad del Patrono de las Amas de Casa en el barrio Eva Perón

En el penúltimo día de su visita pastoral a la Parroquia de la Santa Cruz, el Obispo de la Diócesis de Catamarca, Mons. Luis Urbanc, fue recibido por la comunidad de San Benito de Palermo, ubicada en el barrio Eva Perón.
Inició la jornada junto al párroco, Pbro. Humberto Toloza, en la capilla de San Benito de Palermo, donde fue recibido por los catequistas, vecinos, familias y colaboradores con la alegría de saberse visitados por el mismo Jesús. Compartieron la oración de laudes, alabando al Señor y rogando por los niños y adolescentes de la parroquia, en el Año Diocesano que los tiene por opción pastoral. También pusieron como intención especial a todos los que el sábado 7 de junio recibirán el sacramento de la
Confirmación de manos del Obispo, para que el Espíritu Santo los colme de sus dones y los haga testigos del amor de Cristo.
A continuación, compartieron el desayuno en el salón de la capilla, acompañado de una charla sobre la historia de la comunidad, la vida del Santo Patrono de los Cocineros y las Amas de Casa, y la realidad del barrio y sus instituciones.

En la posta Madre Teresa de Calcuta
Siguiendo el cronograma de actividades, arribaron al centro de salud Madre Teresa de Calcuta, situada en la esquina de las avenidas Belgrano y Los Legisladores, en el límite de la jurisdicción de la parroquia. Todos los profesionales y trabajadores que allí se desempeñan lo recibieron con una afectuosa bienvenida, encabezada por la Dra. Gloria Barrionuevo, quien presentó al Obispo a cada colega del equipo de trabajo. También
estuvieron presentes miembros del Hogar de Ancianos Fray Mamerto Esquiú, institución vecina de la posta, junto a un grupo de abuelos que recibieron una bendición especial de Mons. Urbanc.

Se interesó por el trabajo que llevan a cabo día a día asistiendo a los hermanos enfermos. Los animó a ser testimonios de la caridad, viendo en cada persona a Cristo enfermo, sufriente, necesitado y a defender siempre el don de la vida. Rezaron frente a la imagen de la Virgen del Valle y luego Mons. Urbanc bendijo las instalaciones y a los profesionales.