martes

El Obispo inició su visita pastoral a la parroquia Corazón de María en vísperas de la celebración de San Juan Bautista

En la noche del lunes 23, el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, comenzó la visita pastoral a la parroquia Inmaculado Corazón de María, con una celebración eucarística que presidió en la sede parroquial, en compañía del Cura Párroco, Pbro. Edelmiro Herlein, y el Pbro. Gustavo Ferreira, ambos sacerdotes claretianosd.
Esta visita pastoral se desarrollan en el marco de las fiestas patronales en honor al Inmaculado Corazón de María, que finalizarán el próximo sábado 28, al igual que la visita del Pastor Diocesano a la comunidad.
Durante la homilía, Mons. Urbanc dijo que durante esta visita pastoral, “compartiremos
unos días con todas las comunidades, instituciones y grupos que trabajan en esta parroquia y celebraremos la fiesta de la Virgen María en su advocación del Inmaculado Corazón”. También se refirió a la figura de San Juan Bautista, Patrono de la ciudad capital y Copatrono de la Diócesis de Catamarca, indicando que “estamos celebrando las vísperas de San Juan Bautista, predecesor de Jesús, que tiene que ser nuestro modelo más grande de discípulo misionero de Jesús”.
En el momento de comenzar la Liturgia de la Eucaristía, Mons. Urbanc obsequió un cáliz y
una patena a la parroquia en recuerdo de su paso por la comunidad. Los vasos sagrados, que fueron bendecidos con la consagración del pan y el vino en el cuerpo y sangre de Cristo, tienen grabados la fecha de la visita pastoral y el logo de la Misión Diocesana Permanente, momento que vive la iglesia catamarqueña hasta el año 2020.
Luego de la bendición final, compartió una cena de bienvenida con los fieles presentes, quienes se prepararon durante meses para recibir al Obispo.
Una representante de la sede parroquial le dedicó unas palabras de bienvenida destacando que “su visita es para todos
nosotros un acontecimiento de gracia y por ello estamos alegres y manifestamos nuestra algarabía”. También expresó que “esta visita pastoral es un medio privilegiado por el cual el Señor, a través de nuestro Obispo, nos manifiesta su caridad pastoral hablándonos al corazón, dándonos apoyo, ánimo y aliento en medio de las pruebas, cansancios y dificultades, confirmándonos en la fe”.

Con los ancianos y niños enfermos
Por su parte, el martes 24 de junio, día en que la Iglesia celebra a San Juan Bautista, Patrono de la ciudad capital de Catamarca, el Obispo visitó en horas de la mañana el
geriátrico Mi Viejo Hogar, ubicado en calle República entre Caseros y Ayacucho, donde compartió un ameno encuentro con los once residentes, personal y el director de la institución, acompañado por el párroco, Pbro. Edelmiro Herlein.
En la oportunidad, dialogó con los ancianos, rezó con ellos el Santo Rosario y les administró el Sacramento de la Unción de los Enfermos. Les llevó alegría y la fuerza de sentirse amados por Dios.
Continuando con el itinerario de la primera parte de la jornada, el Obispo llegó a la Clínica del Niño, donde fue recibido por el administrador del centro de salud, Sr. Alberto
Alvarez, y el personal de enfermería y otros sectores. Dialogó con el médico de guardia y saludó a los papás y a los niños que se encontraban esperando ser atendidos.
Seguidamente recorrió las salas de internación, donde impartió su bendición a los pequeños pacientes y sus familias y elevó súplicas por su salud. También bendijo el quirófano de esta institución dedicada a atender a los chicos.

Por la tarde
A las 16.00 visitará la posta y el puesto policial Las Rejas; y a las 17.00 presidirá la Santa Misa y mantendrá un encuentro con la comunidad.


Miércoles 25: Capilla María Auxiliadora
9.00 – Colegio del Carmen y San José.
10.00 – Policía Federal.
11.00 - Cámara de Senadores.
12.00 – Cámara de Diputados.
16.00 – Colegio Pía Didoménico.
17.00 - Colegio del Carmen.
19.00 – Misa y encuentro con la comunidad.