viernes

El domingo 15 de junio celebramos a la Santísima Trinidad

Al comenzar la segunda parte del Tiempo Ordinario celebramos el 15 de junio el domingo de la Santísima Trinidad. Es un misterio central de nuestra fe. Fiesta en honor a Dios. El homenaje a la Unidad de tres Personas en un solo Dios.
En este día, con Jesús, remontamos hacia las alturas y contemplamos con el Resucitado los tres anillos fundidos en la misma naturaleza y con las mismas perfecciones: Padre, Hijo y Espíritu Santo.
¿Cómo puede Jesús dirigirse a Dios si Él mismo es Dios? Buena pregunta para una sencilla respuesta: Jesús nos enseña a optar por Él, pero como camino hacia el Padre. No quiere que nos quedemos exclusivamente en Él. Nos lleva a encontrar el origen del todo. ¡Gloria y alabanza a la Santísima Trinidad!
¿Tres en Uno y el Uno en Tres? No es un juego de palabras y sí, por el contrario, misterio profundo de nuestra fe y de nuestra vida cristiana. Misterio que nos enseña que Dios es Familia y que, nosotros, formamos parte de ella aunque no lleguemos a comprender ni entender toda la riqueza que encierra. Que Dios es Amor y, nosotros, participamos de esa Unidad maravillosa que existe entre las tres Personas. Que Dios es Comunión y, nosotros, la contemplamos, la comemos, la vivimos, la añoramos y la necesitamos ante la fragmentación que hay en nosotros, en nuestro entorno, en nuestros afectos, en nuestras luchas, proyectos y fatigas. Que Dios es Único y, nosotros, le damos gloria y alabanza porque nuestra Fe nos dice que en Él está puesta nuestra esperanza, nuestro ser iglesia, nuestra vida cristiana que ha de ser siempre trinitaria.
¡Gloria y alabanza a la Trinidad! En la Trinidad reina el amor y el amor siempre produce abundancia de frutos. En nosotros, cuando acampa el egoísmo, nuestra vida sólo produce esterilidad. En la Trinidad nace y se revela el amor que se hace servicio. En nuestro entorno se confunde el amor con el placer y con el poder, y se desecha el servicio.

Como cristianos, que participamos de esa comunión de las tres Personas, estamos llamados a dar a conocer este gran y maravilloso misterio que es la Santísima Trinidad.