viernes

Más de 300 chicos de la catequesis de la zona norte peregrinaron a la Gruta

Más de 300 niños de la catequesis del sector norte de la parroquia Santa Rosa de Lima junto a sus familias culminaron las actividades de este año en la Gruta de Choya.
A las 7.30 comenzaron a peregrinar centenares de niños con sus familias y unos 30 catequistas hacia la Gruta de la Virgen del Valle. Los niños pertenecen al primer año de comunión y primero de confirmación. Los más pequeños vivieron la celebración de las vestiduras blancas, donde renuevan las promesas bautismales junto a sus padres y padrinos, mientras que los preadolescentes,
que se preparan para recibir el Espíritu Santo, fueron los protagonistas de la celebración del Credo.
Los coordinadores de la catequesis aprovecharon la ocasión para agradecer a todos los catequistas de las comunidades del Señor de los Milagros y de la Dulce Espera, a los catequistas del Señor de la Paciencia y los hermanos de la Medalla Milagrosa “por tanta generosidad a lo largo de este año lleno de bendiciones. A los niños, mil gracias por tanta alegría y por tanto amor demostrado a lo largo de este período, y los esperamos el año próximo para seguir conociendo a Jesús”.

La comunidad de Santa Rosa de Lima enriqueció su jornada confraternizando con los parroquianos de San Pío X, que realizaron una peregrinación hasta la Gruta de Choya, en acción de gracias a la Virgen del Valle por el Año de la Fe que está culminando.

Compartieron la celebración de la Eucaristía, presidida por el Pbro. Rogelio Suárez, párroco de San Pío X, donde se prepararon para el inicio del Año de los Niños y Adolescentes, propuesto para el año 2014 como opción pastoral en la Diócesis de Catamarca.