lunes

El Consejo Diocesano de Pastoral hizo su aporte a la acción pastoral por el Año de los Laicos

El sábado 7 de marzo se llevó a cabo la primera reunión del Consejo Diocesano de Pastoral (Codipa), presidida por el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, y coordinada por el Vicario Episcopal de Pastoral, Pbro. José Antonio Díaz.
Desde las 8.00, en el Salón Vicario Segura de la Catedral Basílica de Nuestra Señora del Valle, se dieron cita los delegados de las 28 parroquias, la cuasi parroquia, movimientos, instituciones y áreas pastorales de la diócesis, junto con los representantes de los sacerdotes y de la vida consagrada, para tratar temas centrales referidos  al Año de los Laicos, que la Iglesia local transita durante este año.
El encuentro dio inicio con la oración de Laudes, previa acreditación y desayuno, en la que se invocó al Espíritu Santo y se pidió por los hermanos de las parroquias del Este catamarqueño afectados por el temporal y las inundaciones.
A continuación, Mons. Urbanc dirigió las palabras de bienvenida, en las que resaltó la importancia del servicio a la Iglesia que significa formar parte del Consejo Diocesano de Pastoral, a la vez que pidió un real compromiso en la tarea que se les encomienda a sus miembros, siendo nexos de sus parroquias y áreas pastorales y voceros de la realidad de las comunidades para poder aconsejar al Obispo cuando lo requiera.
Luego el Pbro. José Antonio Díaz guió la presentación de los nuevos integrantes como también de quienes vienen trabajando desde hace tiempo, tras lo cual se leyó el reglamento del Codipa.

Posteriormente Mons. Urbanc expuso los puntos centrales de su Carta Pastoral con motivo del Año de los Laicos, en la que los exhorta a vivir plenamente su misión en la Iglesia como una parte fundamental de ella. También destacó que este año el Papa Francisco lo dedicó especialmente a la Vida Consagrada. 
Continuando con el orden del día, los participantes se reunieron en grupos de trabajo por decanatos, para compartir tareas, experiencias y propuestas para la promoción del laicado y de la vida consagrada; además de abordar otros temas contemplados en la agenda.
Durante el plenario, se expuso la síntesis de lo elaborado en cada uno de los grupos, aporte que el Obispo tendrá en cuenta a la hora de delinear la acción pastoral en la diócesis. También en este momento, los asistentes resaltaron el valioso contenido de la Carta Pastoral del Obispo referida al ser la misión del laico.

Como cierre del encuentro, los presentes compartieron el almuerzo y finalizaron la jornada con la adoración al Santísimo en la Catedral Basílica.