lunes

El Papa Francisco expresó su cercanía espiritual con los hermanos inundados y les dio su bendición

A través de una carta enviada a la Nunciatura Apostólica en Argentina, el Papa Francisco expresó su pena por las víctimas y los daños provocados por las inundaciones ocurridas en distintas regiones del país y su acompañamiento espiritual a todos los afectados, como también a quienes prestan su ayuda a los hermanos damnificados.
La misiva expresa: “Profundamente apenado por la noticia de las víctimas y los graves daños producidos por las recientes lluvias torrenciales en varias zonas del país, Su Santidad el Papa       ofrece sufragios al Señor por el eterno descanso de los fallecidos, al mismo tiempo que desea expresar su paternal cercanía espiritual a todos los damnificados y sus familiares”.
Asimismo, “el Papa alienta a las instituciones civiles y eclesiales, así como a las personas de buena voluntad, a prestar con caridad y espíritu de solidaridad cristiana la necesaria ayuda a cuantos han perdido sus hogares o sus bienes personales, con estos sentimientos el Santo Padre imparte a los afectados y a cuantos los socorren la confortadora bendición apostólica”.

La carta fue dada a conocer por el Nuncio Apostólico en Argentina, Mons. Emil Paul Tscherrig.