Audio Celebraciones Catedral

Get Adobe Flash player

sábado

Pentecostés Joven 2013 en la Quintana


En el marco de la celebración de Pentecostés, que la iglesia festeja todos los años 50 días después de la Pascua, la Diócesis de Catamarca invita a todos los jóvenes a la vigilia denominada “Pentecostés Joven”, que comenzará el sábado 18 de mayo. La velada previa al domingo en que se celebrará la llegada del Espíritu Santo, dará inicio a las 22.30 y se extenderá hasta las 6.00 del domingo 19 de mayo, en el patio central del Colegio Padre Ramón de la Quintana.
Desde la organización informaron que el ingreso al evento estará dispuesto en la esquina de calle Rivadavia y Esquiú, en la plazoleta de la manzana franciscana. El acontecimiento está destinado a todos los jóvenes, que actualmente cursen el tercer año de la Nueva Escuela Secundaria o años superiores.
La invitación también se hace extensiva a colegios públicos y privados del Valle Central,  movimientos e instituciones de la diócesis, que habitualmente trabajan con jóvenes.
El Pentecostés Joven cuenta con la organización del Departamento de Pastoral del Colegio Padre Ramón de la Quintana, y cuenta con la colaboración de Pastoral Juvenil Diocesana.

Misión nocturna
Para participar de una noche, que tendrá todas las características de una fiesta, los jóvenes que asistan deberán llevar mate, galletas o algún refrigerio para compartir, además de una cartuchera y un anotador. En esta ocasión, se realizará una “Misión urbana nocturna”, en la que los jóvenes expresarán la alegría de este día tan especial. Para finalizar, se celebrará la misa, que se convertirá en el broche de un evento que ya es tradicional.

En la Catedral
También el sábado 18 de  mayo, se llevará a cabo la Vigilia de Pentecostés en la Catedral Basílica de Nuestra Señora del Valle. Comenzará a las 20.00 con la celebración de la Santa Misa en el templo catedralicio. Posteriormente, de 21.00 a 24.00 se desarrollarán las actividades en el Salón Vicario Segura, ubicado en la Galería del Peregrino.
Los organizadores programaron distintas dinámicas para vivir un intenso momento de oración, reflexión y canto.