miércoles

Cercanía con los inundados

La Conferencia Episcopal Argentina, una vez más, manifiesta su cercanía y acompañamiento a quienes sufren las consecuencias de los diversos fenómenos climáticos de los últimos tiempos. Estos han producido inundaciones en distintos puntos del país provocando evacuaciones y variadas pérdidas materiales. 
El drama no termina cuando comienzan a bajar las aguas o cesa la lluvia. El regreso a los hogares es paulatino y la limpieza y reconstrucción de las zonas afectadas implica recursos y esfuerzos. Por eso se hace necesario seguir acompañando a los damnificados con nuestra oración y solidaridad. Alentamos a continuar colaborando a través de las Cáritas, parroquias locales y los Equipos de Emergencia Nacional y Regionales de Cáritas Argentina.
En el Año Santo de la Misericordia, sigamos haciéndonos cercanos con nuestra oración y presencia.
Que esta sea también una ocasión para reflexionar en torno al cuidado de nuestra casa común porque, como nos ha expresado el Papa Francisco en Laudato Si´, “todo esto nos ayuda a darnos cuenta de que cualquier acción sobre la naturaleza puede tener consecuencias que no advertimos a simple vista”.
Encomendamos a la intercesión de María Santísima de Luján al pueblo de Dios que sufre esta situación para que ella nos cubra con su manto y amor maternal.

Comisión Ejecutiva
26 de abril de 2016

Conferencia Episcopal Argentina