martes

Con una gran convocatoria se realizó el curso "La Misericordia de Dios en la Biblia"

El pasado viernes culminó el curso “La Misericordia de Dios en la Biblia”, que desde el miércoles congregó a una gran cantidad de personas en el Centro Educativo y Cultural Diocesano Virgen del Valle, ubicado en el antiguo Seminario. El mismo estuvo a cargo del Pbro. Oscar Tapia y fue organizado por la Delegación de Animación Bíblica de la Pastoral, en el marco del Año Santo de la Misericordia, convocado por el Papa Francisco, y el Año del Compromiso Cívico y Ciudadano que vive la Iglesia en Catamarca.
Desde las 20.00 y hasta las 22.00, los participantes se dieron cita para descubrir la Misericordia de Dios con su Pueblo, expresada a lo largo de muchos pasajes bíblicos que narran la historia de amor eterno de Dios, que siempre está dispuesto a perdonar.
A lo largo de las tres noches del curso, el P. Tapia planteó el significado de las palabras
Amor, Misericordia, Perdón, Reconciliación en la vida cotidiana y en los textos bíblicos. También abordó el contexto histórico y el vocabulario de los textos sagrados, que a lo largo del Antiguo y Nuevo Testamento dejan ver que “desde el principio hasta el fin de la historia de salvación, Dios manifiesta su ternura hacia la miseria humana, ayudando, perdonando, consolando, resucitando y a su vez, invita al hombre a mostrarse misericordioso”.
También se reflexionó a la luz de la Bula de la Misericordia del Santo Padre Francisco con la que convocó al Año Santo. En ella el Papa expresa que la Misericordia es fuente de alegría, de serenidad y de paz. Es la vía que une a Dios y al hombre, porque abre el
corazón a la esperanza de ser amados para siempre, no obstante el límite de nuestro pecado. Y es la ley fundamental que habita en el corazón de cada persona cuando mira con ojos sinceros al hermano que encuentra en el camino de la vida.
El cierre de la última noche contó con la actuación de los músicos catamarqueños Alico Espilocín y Popi Arréguez.

Certificados

Desde la Pastoral Bíblica informaron que los certificados de los participantes se encuentran a disposición en el Obispado Diocesano, San Martín 655, en horario de la mañana.