lunes

Preparan homenaje en adhesión a los 125 años de la Coronación de la Virgen y los 100 años del Camarín

La Comisión Permanente de Homenaje al Primer Obispo Diocesano de Catamarca Mons. Bernabé Piedrabuena”, presidida por Silvana Ginocchio de Jalil e integrada por Marcia Lobo, María Natalia Ponferrada, María Constanza Ponferrada, Pbro Julio Quiroga del Pino, Luis Maubecín, Blanca Figueroa Arteaga, Marcelo Gershani Oviedo, Graciela Arce y Alicia del Carmen Moreno y la Comisión de Buenos Aires de “Homenaje del Centenario de la Peregrinación Presidida por Adelia Harilaos de Olmos” a cargo del Prof. Walter D’Aloia Criado, están trabajando en forma conjunta a de conmemorar el Centenario de la Peregrinación presidida por Adelia Harilaos de Olmos en ocasión de las Bodas de Plata de la Coronación de la Virgen del Valle realizada en 1916.

Breve síntesis de la peregrinación de 1916
En 1916 se cumplían las Bodas de Plata de la Coronación de la Virgen del Valle, efectuada el 12 de abril de 1891, y el Obispo de Catamarca, Monseñor Bernabé Piedrabuena, comenzó a preparar la celebración con la debida antelación.
Con ese fin, el prelado viajó a Buenos Aires con la intención de que la celebración cobrara relevancia a nivel nacional y con una intuición visionaria, a la hora de pensar en una figura representativa dentro de la sociedad porteña eligió a Adelia Harilaos de Olmos. Ella aún no ocupaba el lugar de preeminencia que luego tendría dentro de la Iglesia y la sociedad argentina.
            Adelia fue la encargada de conformar una comisión de señoras y la organización de una importante peregrinación al Santuario de la Virgen del Valle, en Catamarca, de la que participaron muchas señoras de la sociedad porteña y que fue presidida por el Nuncio Apostólico.
Los peregrinos partieron en ferrocarril desde Buenos Aires hacia Catamarca, el 11 de mayo y llegaron cuatro días más tarde. Después de un largo viaje con escala en Córdoba, la peregrinación llegó a Catamarca. En la estación los esperaba el Obispo Piedrabuena y una nutrida delegación de las señoras más representativas de la ciudad. Allí estaban para recibir a las presidentas de la Sociedad de Beneficencia, del Álbum de Oro, de la Sociedad de la Doctrina Cristiana, de las Vicentinas de Nuestra Señora del Huerto y del Santo Temor de Dios, entre otras. A ello se sumaba el pueblo catamarqueño, que vivía con grandísimo fervor aquellos festejos en honor a su Patrona.
Ya en la Basílica, las señoras Carolina Lagos de Pellegrini, Adela Atucha de Gramajo y Elvira de la Riestra de Láinez, miembros de la Comisión de Homenaje, depositaron el estandarte ricamente bordado en el Altar y que quedaría allí “como un recuerdo de esa importante manifestación de fe”. La presidenta, Adelia Harilaos de Olmos, y Teodelina Lezica Alvear de Uriburu, entregaron al Obispo el Álbum de Oro en el que habían firmado muchas personalidades porteñas adhiriéndose a tan importante acontecimiento. Una vez puesto el estandarte de la Peregrinación y el álbum de Oro en manos de Monseñor Piedrabuena, la presidenta de la Comisión de Homenaje le hizo también entrega de una importante suma de dinero como ofrenda de los católicos porteños.
Durante la tarde de ese mismo día se procedió a la solemne bendición del nuevo Camarín de la Virgen. Adelia había contribuido magníficamente en su construcción regalando el artístico nicho de plata en el que se situó la imagen. Su presidencia en la Comisión y su donación fueron méritos suficientes para que fuese designada madrina del acto junto al Presidente de la Republica, que fue representado por el gobernador, doctor Guillermo Correa. La prensa no escatimó elogios para las celebraciones y para Adelia: Llamará la atención el nuevo nicho de la Virgen, obsequio de la madrina, verdadera obra de arte de plata cincelada.
            Los festejos por el aniversario de la Coronación culminaron al día siguiente con una multitudinaria procesión llevando la imagen de la Virgen ataviada con sus mejores joyas. La peregrinación partió de regreso en medio de una verdadera aclamación popular que acudió a despedirla a la estación.
            Fue allí, en 1916 y en Catamarca, bajo el manto de la Virgen del Valle, donde Adelia Harilaos de Olmos dio los primeros pasos para una obra sin precedentes en la historia de la caridad argentina.



PARTE DEL PROGRAMA DE ACTIVIDADES

SÁBADO 23 DE ABRIL
Adhesión del Centro de Estudio Genealógicos y Heráldicos de Catamarca

10.00- Palabras de apertura Dra. Silvana Ginocchio, Presidenta de la Comisión permanente de Homenaje al primer Obispo Diocesano de Catamarca Mons. Bernabé Piedrabuena.
10.15- Disertación a cargo del Mgter. Marcelo Gershani Oviedo “Protagonistas de la Coronación y Devoción a la Virgen del Valle a la luz de la Genealogía: José Facundo Segura, Pablo Padilla y Bárcena y Bernabé Piedrabuena”. Escuela Vocacional de Expresión Artística (EVEA). Oratorio del Viejo Hospital “San Juan Bautista”. Manzana de las Artes, Calle República 1.100.

MIÉRCOLES 27 DE ABRIL - Ciudad Autónoma de Buenos  Aires

19.00- Misa en la Iglesia del Corazón Eucarístico de Jesús de las Esclavas del Sagrado Corazón, Montevideo 1.372  (CABA).
Ofrenda floral en la tumba de la Condesa Pontificia Adelia María Harilaos de Olmos. Organizado por la Comisión de Buenos Aires de “Homenaje del Centenario de la Peregrinación Presidida por Adelia Harilaos de Olmos”.