viernes

Pobladores de Paclín peregrinaron al Santuario de la Virgen del Valle

En la mañana del jueves 25 de agosto, las comunidades que conforman la parroquia de Nuestra Señora del Rosario, con sede en La Merced, departamento Paclín, peregrinaron hasta la Catedral Basílica y Santuario de Nuestra Señora del Valle, en acción de gracias por su permanente protección, acompañados por su párroco, Pbro. Rogelio Suárez. Es la segunda edición de esta peregrinación parroquial que anima a todas las parroquias de la diócesis a llegar como comunidad a los pies de la Virgen.
Alrededor de las 9.00, una gran cantidad de fieles arribó en colectivos al Parque de los
Niños, desde donde continuaron la peregrinación a pie, rezando, cantando y llenando las calles de la ciudad con sus estandartes, banderas con los colores patrios, distintivo elegido en el Año del Bicentenario de la Independencia. También acompañaron la peregrinación varios sacerdotes del clero local dispensando el sacramento de la Reconciliación.
Al llegar al Paseo de la Fe, fueron recibidos por el Rector del Santuario Mariano, Pbro. José Antonio Díaz, quien agradeció su testimonio de amor a la Morena Virgen del Valle y los felicitó por la iniciativa. En el Año
de la Misericordia, hizo referencia a las indulgencias plenarias que alcanzan quienes en este año peregrinan a los santuarios y atraviesan la Puerta Santa.
A continuación se vivió un emotivo homenaje a la Madre del Valle, en el que representantes de las comunidades expresaron su devoción con palabras alusivas, poemas y canciones en el Paseo de la Fe.
A las 11.00, en una gran columna hicieron ingreso por la Puerta Santa y participaron de la Santa Misa, presidida por el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, y concelebrada por sacerdotes del clero local.

El Pastor Diocesano comenzó su homilía destacando: “Es para mí un motivo de particular gozo encontrarme con ustedes en este Santuario y celebrar la Eucaristía en honor a Nuestra Madre. Los felicito, es el segundo año que peregrinan, y les pido a los sacerdotes que todas las parroquias puedan peregrinar como una sola Iglesia particular bajo la protección de la Virgen. Los felicito por este ejemplo de amor a la Virgen y por venir como comunidad en este día”.
También resaltó que “lo más lindo que me han traído son los niños, ellos perciben profundamente el misterio del amor de Cristo. Felicitaciones a toda la comunidad de Paclín y espero que bajo la advocación de la Virgen del Rosario sigan acrecentando la vocación misionera”.
Para finalizar, el Obispo los invitó a que “perseveren firmemente en esta peregrinación y recen por las demás comunidades para que lo puedan realizar”.
En el momento de las ofrendas, acercaron a altar azúcar y yerba que, en un gesto de misericordia, fue destinada a los hermanos que están privados de la libertad y entregada al Pbro. Dardo Olivera, responsable de la Pastoral Penitenciaria.

Los peregrinos cerraron esta jornada con cantos, aplausos y con la alegría de esta con la Madre que los protege.