Audio Celebraciones Catedral

Get Adobe Flash player

sábado

Mons. Urbanc en la Celebración de la Pasión del Viernes Santo

“Que contemplando tanto dolor, tanta injusticia y humillación, nuestro corazón cambie”

Durante la tarde del viernes 14 de abril, se llevó a cabo la Celebración de la Pasión del Señor, en la Catedral Basílica y Santuario de Nuestra Señora del Valle. La misma fue presidida por el Obispo Diocesano, Mons. Luis Urbanc, y concelebrada por los sacerdotes que prestan su servicio en el Santuario Mariano.
Tras la lectura al relato de la Pasión y Muerte de Jesús, Mons. Urbanc llamó a los fieles a cambiar el corazón y a imitar a María como modelo del creyente. “Todo esto lo hemos vivido varias veces, pero probablemente nuestra vida no ha cambiado, y eso es grave”, afirmó. Por ello, apuntó que “debemos permitir que la gracia entre profundamente en nuestro corazón, nos conmueva y nos haga cambiar nuestra conducta, que contemplando tanto dolor, tanta injusticia y humillación, nuestro corazón cambie y empecemos a tener una conducta similar a la de Jesús”.

“Que desde ahora nos volvamos verdaderos discípulos de Jesús. No sigamos a Jesús a escondidas, sin compromiso. Tenemos que dar la cara, nos tenemos que jugar como verdaderos hijos de la luz, de la verdad, del amor, de la justicia, del servicio, del respeto”, manifestó.
Asimismo, el Pastor Diocesano enfatizó que “tenemos que aprender siempre de la Virgen María, quien dijo: ‘Yo soy la servidora del Señor’, y que nos ha sido dejada por Jesús como su máxima herencia: ‘Ahí tienen a  su madre’. María, la madre que nos engendra en la fe, nos enseña con su ejemplo”.
Afirmó que para cambiar el corazón, “tenemos que recibir a la Virgen María en lo más
intimo del corazón, para que empiece a barrer de nuestro corazón toda maldad, toda hipocresía”. Y así podamos ser auténticos discípulos misioneros en el camino hacia los 400 años del hallazgo de la imagen que se venera en el Camarín.
Luego de la reflexión, el Obispo se dirigió hasta la puerta principal del templo, desde donde ingresó por la nave central, con la Cruz en alto, que colocó en un pedestal para que reciba la veneración de todos los fieles.
Durante la celebración se rogó por la Iglesia, por el Papa Francisco, nuestro Obispo Luis Urbanc, los sacerdotes, el pueblo judío, los no creyentes, los gobernantes y por los que sufren las consecuencias del
pecado.

Solidaridad con Tierra Santa
También en esta jornada se llevó a cabo la Colecta para Tierra Santa, al igual que en todos los templos de la diócesis, del resto del país y del mundo. Con esta colaboración de los fieles se mantiene los Santos Lugares.

La colecta nació de la necesidad de obtener ayudas materiales destinadas a Tierra Santa y de la voluntad de los papas de mantener fuerte el vínculo de los cristianos del mundo con la tierra de Jesús.