miércoles

Comunicado de la Pastoral de Adicciones sobre el Hogar de Cristo


    
El Equipo de Trabajo del Hogar de Cristo de Catamarca dio a conocer un comunicado en el
que informa cómo quedó constituido el grupo de voluntarios que asumió el desafío de continuar con la obra, que tiene como objetivos contener, asistir, facilitar la inserción de jóvenes y sus familias que se encuentran en situación vulnerable.

El Hogar de Cristo de Catamarca, obra que iniciara el padre Raúl Contreras, es una organización de la Iglesia Católica, asesorada y coordinada por la Pastoral de Adicciones Diocesana a cargo del presbítero Antonio Bulacio y del Diácono Sergio Colósimo; con un Equipo de Trabajo integrado por Roxana Tolotti, a cargo de la administración y tesorería; Gabriela Zanini a cargo de talleres de oficio; Rosa Romero, Vicenta Rosa Ortega y Silvia Alvarez a cargo de catequesis y anexo; Kevin Rivera, a cargo de cocina, inventarios; Inés Araya y Noemí Bustamante y Rosina Orellana, acompañantes de contención; Paola Barrionuevo y Efraín Saracho, a cargo de actividades lúdicas y de orientación y deportes; Zully Díaz, coordinadora general. Asimismo, se trabaja con la asistencia de Cáritas Diocesana, en lo jurídico, contable y administrativo. Todas estas personas son los responsables de las múltiples tareas que se desarrollan en el Hogar de Cristo de Catamarca, en el salón del Oratorio Jesús Buena Esperanza del Barrio Santa Marta, en el sur de la Capital.

Presbítero Antonio Bulacio
Delegado Episcopal de la Pastoral de Adicciones               

Diácono Sergio Colósimo
Secretario de la Pastoral de Adicciones

Oficina de Prensa
OBISPADO DE CATAMARCA